lunes, 4 de enero de 2016

Violencia doméstica – Mane Herrera López, Claudia Isabel Lonfat & Cristina Chiesa



Lamió el dedo herido y suspiró molesta. El cuchillo de la cocina estaba más afilado que nunca. Observó la cebolla y la notó muy fina; una lágrima cayó en sus manos cuando la tomó y la tiró a la basura. Miró sobre su hombro y descubrió la mirada ausente de su pareja, no quiso interrumpirlo y volvió a ensañarse con la ensalada. "En cuadritos, en juliana... ¿cómo la querrá?", un breve temblor sacudió sus muñecas cuando él se acercó al tacho y se quedó observando la cebolla mutilada. 
—No sabés cortar una puta cebolla —le dijo con dureza—. Sos una inútil… total el que labura soy yo, mientras vos te rascas todo el día —agregó. 
Sabía que iba a ocurrir, porque ya había empezado a beber desde temprano. Era mejor no decirle nada; recién estaba en el primer mes de embarazo y pasarían un tiempo antes de que se empezara a notar. Se acarició el vientre y sonrió… Sí, era una inútil. El papel representado por años la había colocado en una posición de privilegio. No conocía jefes ni transportes repletos, ni horarios, y el crío, que era de otro, sería por supuesto trasmutado en legítimo hijo del imbécil. Tomó la ensalada. Recogió la cebolla de la basura, y así, con restos, y manchada de sangre, la agregó a la ensalada; después escupió dentro. 
—Querido, la cena está lista. —Y sonriendo se dijo que era una mujer feliz.

Acerca de las autoras:
Mane Herrera López

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada