sábado, 16 de enero de 2016

Mesiánica – Sebastián Ariel Fontanarrosa, Alejandro Bentivoglio & Sergio Gaut vel Hartman


—Tengo bastantes problemas —le dije mirándola a los ojos—, para que ahora vengas con tu fanatismo religioso y me obligues a decirte que te vayas de mi casa. —Por toda respuesta, María Dorada bajó la cabeza, tomó la cartera que había dejado sobre la repisa y enfiló hacia la puerta—. ¿Qué estás haciendo? —le dije. 
—¿No me echaste? ¿O se supone que debo abandonar mis creencias para que el señor se sienta a gusto? —Ahora la expresión era extraña. Cadencia de voz lastimera y una mirada antagónica recargada de ira. 
—Jamás dije eso —exclamé sulfurándome—. ¡Pero tenés que entender que tus prácticas en mi casa no van! Una cruz hecha con cables pelados enchufados a la corriente como objeto de tu fe en una casa con dos nenes… De no haberse cortado la luz, que a Emanuel lo vi con esa porquería en la mano, hoy lo estaría velando. ¿Entendés lo que te digo, María? ¡Dios santo!
María murmuró algunas maldiciones e insultos que no llegué a comprender y se marchó dando un violento portazo. Emanuel se acercó y le acaricié la cabeza.
—¿Se fue? —me preguntó.
—Sí —le contesté—. Ahora ya podemos estar tranquilos.
Mi hijo sonrió y corrió a decorar otra vez alegremente la casa usando los pentagramas invertidos, los altares sangrientos y los divinos puñales sacrificiales que la loca de María insistía en escondernos todos los días cuando queríamos adorar al Príncipe Oscuro.

Acerca de los autores:
Sebastián Ariel Fontanarrosa


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada