viernes, 13 de noviembre de 2015

Ladridos - Félix Díaz, Lorena Cecy Meza & Abraham David Zaracho


El perro no cesaba de ladrar. ¡Qué fastidio!, pensó Valiente. Eran las tres de la madrugada y los vecinos protestarían. Valiente no hacía honor a su nombre. Pensó en despertar a su mujer, a ver si se levantaba. Pero no, ella dormía como un tronco, tenía el sueño tan profundo que ni siquiera se despertó cuando se produjo el terremoto. Además, si ella estuviera despierta, ya sabía él lo que diría.
Tú eres el hombre, así que ve a ver qué sucede. Sin más que hacer decidió mirar por la ventana para ver lo que estaba ocurriendo con su mascota. ¿Quién molesta a estas horas de la madrugada?, se preguntó al tiempo que se calzaba las pantuflas y se diriía a la sala.
Pero ¡qué demonios! exclamó Valiente al ver lo inimaginable frente a su casa. Se apresuró a tomar la escopeta y comenzó a dispararle a los pequeños seres que hacían un hueco justo a metros de la casa del perro. La respuesta fue inmediata. Un millón de flechas minúsculas con puntas brillantes se clavaron a pocos centímetros de su cabeza. Valiente quiso recargar la escopeta pero el temblor en sus manos fue más fuerte. Los hombecitos rompieron la puerta de la cocina con las piedras que lanzaban con sus pequeñas catapultas y avanzaron en línea con las antorchas en alto. Apuntaron a Valiente y estaban a punto de ultimarlo cuando fueron aplastados por la escoba de la esposa. 
¿Tanto te costaba hacerlo? refunfuñó ella. Voy a por los de afuera. Es la última vez que arreglo tus pleitos.

Acerca de los autores:
Lorena Cecy Meza
Félix Díaz
Abrahan David Zaracho

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada