miércoles, 25 de noviembre de 2015

Determinado - Héctor Ranea, Sergio Gaut vel Hartman & Rolando José di Lorenzo


Mi esposa criticaba con acritud mi afición a participar en los blogs personales y publicar infinidad de comentarios, en general críticas despiadadas, a los contenidos y sus generadores. Pero yo nunca les di importancia a esas críticas y seguí practicando con denuedo y persistencia mi inocente pasatiempo. Inocente hasta que me topé con el blog de Mazdeo Zodiak, un fanático de las predicciones que llevaba un blog denominado pomposamente: Determinado. Ahí leí la noticia de que yo mismo moriría de una extraña enfermedad que aún no había sido descubierta. Y era sabido que el astrólogo exhibía un ciento por ciento de efectividad.
Por supuesto que todos decían que Zodiak era inhallable, pero luego de mucho esfuerzo pude contactarlo a través de una cadena de amigos. Pacté una cita en un bar céntrico y, para mi sorpresa, el tipo acudió con toda puntualidad.
—Lo siento —dijo al verme.
—¿Lo siente, eso es todo? ¿No se puede negociar? ¡Cambie en el blog lo de mi enfermedad! ¡Haga algo!
—Imposible, mi prestigio me prohíbe desdecirme —dijo con arrogancia Mazdeo.
—Está prohibido en todos lados, será desterrado y si sigue maltratando a la gente lo matarán en cualquier momento. Le propongo un arreglo, no sea necio —insistí realmente asustado. El tipo pensó, se acomodó en su silla, levantó la cabeza extendió los brazos en cruz y masculló unas palabras incomprensibles. Luego dio un tremendo grito, me miró y dijo:
—¿Cuánto está dispuesto a pagar?

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada