miércoles, 16 de marzo de 2016

El perro - Félix Díaz, Antonio J. Cebrián & Javier López


Había una vez un perro. Su dueño lo tenía medio muerto de hambre, pues apenas le daba qué comer. El pobre perro estaba en los huesos y solo soñaba con comida y más comida. Un día, se le apareció el hada canina.
—¿Qué deseas? —preguntó.
El perro pensó que el hada era tonta, pero no dijo nada.
—Comida, mucha comida —fue lo que dijo.
Y el hada transformó a su dueño en comida. El perro comió hasta hartarse. Y durmió. Aquel atracón se le hizo indigesto, y pronto comenzó a tener pesadillas en las que su dueño lo apaleaba por su mala acción. Despertó violentamente y siguió el rastro del hada como si en ello le fuera la vida.
—¿Qué deseas ahora? —preguntó ella.
—Que me devuelvas a mi dueño y hagas que me alimente como necesito —respondió en su lenguaje perruno solo comprensible para las hadas. Ella lo hizo. Su dueño apareció y él notó su estómago nuevamente vacío.
—¿Y el alimento? —protestó el perro.
—Has dicho que te alimente como necesitas. Puesto que no pareces demasiado listo, lo mejor será que no comas nada; el hambre agudiza el ingenio.

El perro, indignado, saltó sobre ella y se la comió. Como el hada era inmortal, cada vez que la digería, volvía a aparecer en su estómago. Desde entonces se rumorea que hay un perro que nunca come. Solo bebe agua, bosteza y duerme a pierna suelta todo el día.

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada