miércoles, 2 de septiembre de 2015

Elegir - Ada Inés Lerner, Ana María Caillet Bois & Rolando José di Lorenzo


Gabriel Leirbag es un actor que quiere dejar su papel en una pieza exitosa que ya lo aburre, pero no lo hace porque es adicto a una de las miserias humanas más corrientes: el narcisismo. Se siente el mejor actor del mundo, no hay otro que lo iguale o que haga mejor el rol que interpreta, así que prefiere seguir llevando esa carga sobre sus espaldas antes de permitir que otro tome su lugar. No obstante, el director de la obra, Rodolfo Arte, termina decidiendo por Gabriel y lo despide, por lo que el actor lo enfrenta, en un rapto de locura lo acuchilla y sale corriendo del teatro.
Mientras Rodolfo se desangra, el utilero ha llamado a la ambulancia y a la policía, Cuando Gabriel llega a su casa toma conciencia de lo que ha hecho, prepara un bolso con algo de ropa, cremas para cuidarse la piel, implementos de gimnasia y suplementos dietarios. Nada le importa más que su apariencia. Va a huir, urge hacerlo, pero como siempre que pasa frente a un espejo no puede dejar de admirar su belleza. Se hace sonrisas, miradas sensuales, graciosas, mientras los minutos van pasando. En algún momento el actor advierte que se le escapan las posibilidades de darse a la fuga, pero es incapaz de modificar su conducta y sigue aferrado al mueble que sostiene el espejo. Una parte de su mente trata de despegarse, pero es imposible; sus ojos se sumergen más y más en el reflejo de sí mismo. Por fin escucha golpes a la puerta y gritos destemplados.
¡Abran! ¡Policía!

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada