domingo, 21 de febrero de 2016

En la mira – Luciano Doti, Daniel Alcoba & Ada Inés Lerner


Hacía tiempo que cada cuadra de la ciudad era monitoreada desde la central de seguridad. Al principio había sido una herramienta necesaria: los vigilantes podían advertir en pantalla a todo ciudadano en actitud sospechosa, para dar aviso al móvil policial más próximo y enviarlo al lugar en cuestión.
Durante el año 2025, esa herramienta ya era utilizada para vigilar las actividades de cualquiera que pretendiera desafiar a los comandantes, también para chantajear a quienes tuvieran bajos instintos y altos ingresos e incluso para recomendar la captura de los instintos sublimes desprovistos de rentas, puesto que no podían ser otra cosa que profetas revoltosos que tarde o pronto acababan sublevando al vulgo, haciendo la revolución. Eso empezó después del Concilio Vaticano XV que instituyó el pleno sacerdocio femenino. Desde entonces las mujeres, además de madres de familia, podían ser párrocas, obispas, cardenales, papas...
En el presente, 2027, las cámaras vigilan sólo a curas y monjas que conspiran sin descanso y con sañuda reciprocidad contra los vigilantes, comandantes y en especial contra aquellos hombres casados que concurren con sus esposas a lugares sospechosos como la Feria de la Verdura, la Exposición de los Frutos Multicolores, las granjas de pollos y pollitos, y religiosos reaccionarios que osan visitar teatros, casas de citas, casinos… Las cámaras ya no vigilan a swingers o a grupos de más de dos personas en hoteles de alta tolerancia. Ahora la principal amenaza es el clero revolucionario y su papisa.

Acerca de los autores:
Ada Inés Lerner

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada