miércoles, 28 de octubre de 2015

Bruma mental - Raquel Barbieri, Cristian Cano & Sergio Gaut vel Hartman


Las señales psíquicas llegaron mezcladas con los haces de microondas enviados por Tuyssant y el que las recibía, el viejo Kurt, no sabía que habían sido distorsionadas por Zach, algo que, si se lo hubiésemos dicho, le habría molestado bastante. No teníamos otro modo de controlar a los guerts, esos seres primitivos, incapaces de desarrollar una tecnología, pero mentalmente tan poderosos que ningún arma humana podía hacerles daño. Usábamos señales psíquicas para confundirlos, pero para que eso surtiera efecto era indispensable que los primigenios mantuvieran un interés en nosotros. En las etapas finales del programa, cuando estuvimos a punto de hacer el intercambio inicial, los códigos secretos de Zach fueron descubiertos. De inmediato el proyecto privado pasó a militarizarse. Y las recepciones de Kurt comenzaron a volverse extrañas. Dos semanas después lo hallé muerto en el laboratorio. Tuyssant me buscó y me aseguró que la última transmisión de los guerts reveló algo que raya la locura... de solo tener que contarlo, se me eriza la piel. No sé si alguien pensó que de enfadarse, los guerts podrían matarnos direccionando el pensamiento, y con respecto a eso, no hay ejército que pueda. Intentar vencer al poder psíquico con armas químicas es un disparate. Kurt fue simplemente el primero de una lista interminable de muertos, y hoy me veo obligada a apurar mi escritura sobre el teclado, esperando poder enviar este mensaje a tiempo, antes de qu...

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada