martes, 20 de octubre de 2015

The end - Patricio G. Bazán, María Elena Lorenzin & Sergio Gaut vel Hartman


Fumando mi pipa de brezo, solo, cómodamente acodado sobre la fatigada borda de mi barca pesquera, pensaba en la nada misma. A los viejos marinos como yo, el océano jamás les sume en sabias reflexiones, ¡no señor! Cavilamos acerca de cientos de pequeñas preocupaciones cotidianas, tan minúsculas como prácticas: la comida, la paga, dónde pasar la noche. Tal vez por eso, tardé en reparar en aquella delicada y preciosa criatura que, surgiendo de las aguas como Venus, agitaba los brazos para llamar mi atención, y vaya si lo logró. El agua alrededor de ella se llenó de una espuma dorada como para enmarcarla ante mis ojos. No, no era una visión, aquello era más real que todo lo que había vivido o experimentado en mi vida. Le lancé un anzuelo que no tardó en tomar. Mientras la arrastraba hacia la barca, sentí un fuerte tirón, como si de pronto las delicadas manos de aquella Lorelei se hubieran convertido en poderosas maquinarias ajenas a mi tiempo y circunstancia. La transformación demoró apenas unos segundos, pero cuando estuvo completa descubrí que la delicada y preciosa criatura era un tritón de colosales dimensiones, y que lo que había considerado espuma dorada era una fina red de hilo de diamante, el único material capaz de resistir la fuerza de mis músculos. Para colmo de males, la lata de espinacas había quedado fuera de mi alcance y, ante mis ojos, las dos fatídicas palabras dieron forma a un final definitivo.

Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada