viernes, 24 de julio de 2015

Condiciones del servicio - Saurio, Köller & Laura Olivera


En este momento no podemos atenderlo. Tampoco vamos a hacerlo en otro momento. La verdad es que no tenemos la más mínima intención de atenderlo, ni a usted ni a nadie. No insista. No insista. Le digo que no insista. Si tiene un problema, jódase, por pijotero. Debería haber comprado un producto de marca reconocida, no esta cagada made in china que nosotros importamos y le pegamos un sticker con nuestro nombre. Lo barato sale caro, querido. Lo miré como si no entendiera lo que estaba sucediendo. Al principio sentí ganas de arrancarle la cabeza de un castañazo, pero de inmediato supe que había algo profundo en el relato de aquel empleado enardecido―. Al final, usted es uno más continuó elevando el tono, se compran el discursito y detrás de él, salen a consumir, ¿y ahora se queja? ¿De qué se queja? No le vamos a devolver nada, porque usted no se merece nada, cáguese por ser esclavo.
Mi buen amigo le dije, impasible. Mucho me temo que usted no comprende: aquí somos todos esclavos, principalmente usted, ahí parado, con esa corbata pelotuda y la actitud, esa actitud, querido amigo, que no hace más que reflejar el espíritu corrupto que este sistema le ha grabado a fuego. Ahora, escuche bien lo que voy a decirle: hay un lugar especial para gente como usted. Mi nombre es Satanás. Junte sus miserables petates porque hoy voy a llevarlo a ese lugar.


Acerca de los autores:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada