martes, 28 de julio de 2015

Un minuto antes - Vladimir Koultyguine, Rolando José di Lorenzo & Ana María Caillet Bois


Todo estaba preparado. El traje ligero para la superficie, cuya parte esencial era el respirador, y no el sistema de presión artificial, los instrumentos, la cámara, el rover. Solo faltaba abrir la puerta. Dentro de menos de un minuto, la humanidad pisaría por primera vez el suelo de un planeta fuera del Sistema Solar. Pero algo detenía  en la puerta a la figura enfundada en el traje espacial, con el casco oblicuo: la arena que, bajo la nave, era como la de una playa. Y pisando esa suave arena, se acercaba a la nave una impresionante morocha, que no debería medir menos de dos metros y estaba acompañada por otras mujeres similares. Al fondo se veía un mar de color turquesa, casi sin olas, que se extendía hasta perderse de vista. El astronauta se preguntó horrorizado si lo que veía era la realidad, o estaba afectado por alguna exótica enfermedad del espacio. La chica no dejó de caminar, llegó casi hasta la puerta, pero el astronauta solo veía el mar y el pedazo de playa. ¿Playa?, se preguntó asustado; parecen cenizas. Cerró la puerta con fuerza mientras la muchacha intentaba abrirla. Por la fuerza que empleaba imaginó que no era una muchacha común. Es un robot, se dijo, preparado para matar. Temblando, accionó el sistema de propulsión de la nave. Pudo escapar por milésimas de segundo y, desde la nave, ya ascendiendo, contempló los restos de otra nave, vaya uno a saber de qué visitantes anteriores, que no pudo escapar del encanto de aquellos seres.

Acerca de los autores:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada