jueves, 16 de julio de 2015

El viaje interior – Rogelio Ramos Signes, Jorge Dujan & Sergio Gaut vel Hartman


Don Juanino, llamado el Tucu por todos los presentes, contempló a la audiencia y preguntó: —¿No fue Micromegas el primer hombre en el espacio? Al menos fue eso lo que siempre me hizo creer Voltaire.
—Perdóneme, don —retrucó un forastero desde otra mesa—, el primer hombre en el espacio fue un arquitecto sanjuanino llamado Azulino Sigmos Rañes, que partió de El Barrial en tiempos de Don Aldo Cantoni montado en un trineo sideral propulsado por veinticuatro perros levitadores. ¿Se acuerda?
—Sí ¡cómo no! —exclamó Juanino golpeándose la frente con la misma mano con que sostenía el vaso de caña—. Recuerdo que lo seguí durante un trecho en un colectivo de la empresa San Juan-Mar del Plata, medio cuerpo afuera de la ventanilla y gritando "Se va a acabar, se va a acabar..." Parece que el tal Azulino Sigmos Rañes no iba solo, y que en la nave había una cama.
—Sí ¡cómo no! —terció don Jorge, el escriba del lugar—. Claro que no iba solo. Iba con su pareja, Rosa Mones Grassi. Yo seguí el evento por LU1 Radio San Juan. Recuerdo que interrumpieron la “Zamba de las Trincheras” para anunciar al mundo la portentosa hazaña de estos cuyanos. Sólo 18 de los perros volvieron; los otros tenían el levitador sobrecargado y se fueron por la tangente de la órbita de Venus.
—Voy a permitirme corregir a don Jorge, sin ánimo de polemizar —dijo Juanino—. Era por LV1. LV1 Radio Colón de San Juan. La primera LV del país. ¡Disculpe la minuciosidad! Y la zamba, tal vez, no sé, en una de esas, era la "Zamba de las tolderías"... Dato a confirmar.
—Perdónenme que me meta —dijo el forastero, a todas luces un porteño arrogante—, pero allá en Buenos Aires tenemos los registros del evento. Y aunque nunca se quisieron hacer públicos para no darle el crédito a los del interior, se supo que Azulino conquistó Venus, dando origen, gracias a cierta inexplicable compatibilidad genética, a una raza de venusinas azules, esculturales y con una exacerbada sensualidad. ¿No llegaron noticias de eso a estos pagos? ¿Azulino nunca se ufanó de su hazaña?

Acerca de los autores:
Jorge Dujan
Rogelio Ramos Signes


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada